July 28

0  comments

Quien Hace Que


No tengo la ayuda que necesito, y hay mucho qué hacer.

LOS NIÑOS CUESTAN MUCHO TRABAJO

Como todos sabemos, una vez que llegan los niños, el trabajo parece multiplicarse. La ropa sucia y trastes se acumulan, y los juguetes están desparramados por todas partes. Y en cuanto queremos sentarnos, el bebé empieza a llorar. El trabajo nunca se acaba.

EL SEGUNDO TURNO

Cuando uno o ambos padres trabajan y vienen a casa cansados, el problema crece. Entonces, ¿quién hace el “segundo turno” en la casa? Este segundo turno viene siendo todo el trabajo que queda por hacer en el hogar. Esta pregunta causa más conflicto que cualquier otra cuando las personas se convierten en padres. ¿Quién hace qué en esta familia?

¿EL TRABAJO DE LAS MUJERES?

Por generaciones, las mujeres han hecho la mayor parte de las tareas del hogar y cuidado de los niños, sin importar si trabajan fuera del hogar o no. Pero conforme las mujeres fueron trabajando en empleos más duros y obteniendo más apoyo de su pareja, eso ya no fue tomado como si fuera nada.

¿EL TRABAJO DE LOS HOMBRES TAMBIÉN?

Más recientemente, las mujeres han querido ayuda de sus parejas. Muchos hombres han respondido y han empezado a ayudar más en la casa. Entre otras cosas, algunos hombres de ahora lavan ropa, lavan pisos, cocinan, lavan trastes, cuidan al bebé en la noche, y también trabajan fuera del hogar. Los hombres han demostrado ser verdaderos compañeros de equipo, fuera y dentro de la casa también.

¿ENTONCES POR QUÉ TODO EL CONFLICTO?

Primero, cuando viven solas, las mujeres hacen mucho más quehacer que los hombres, y tienen estándares más altos. Así que las parejas frecuentemente riñen sobre los estándares de quién deben satisfacer el quehacer y el cuidado de los niños: ¿de la mujer, o del hombre? Segundo, ¿quién de la pareja debe hacer cuál tarea? ¿Qué tal si uno de ellos odia lavar los baños? ¿Tendría que hacerlo el otro en la pareja? ¿Qué tal si uno en la pareja está harto(a) de cocinar? ¿Debería el otro aprender a cocinar para darle un descanso a su pareja de vez en cuando?

DIVIDAN LOS QUEHACERES

Los “expertos” en la relación son las parejas que tienen mejor relación. A la larga se quedan juntos, felizmente. Ellos usualmente dividen las tareas del hogar y cuidado de los niños. Cuando la pareja divide sus tareas, ambos en la pareja sienten que las cosas están siendo justas. Ambos saben lo que uno espera del otro. Y hay una gran recompensa: Las investigaciones han mostrado que en las relaciones donde los hombres ayudan con el quehacer del hogar, hay más romance, intimidad, y pasión.

HAGAN UNA LISTA O ESCOJAN SUS FAVORITOS

Algunas parejas hacen una lista general, y después alternan tareas semanal o mensualmente. Cada uno pueden escoger las tareas que no les son desagradables, y hacerlas. Se turnan con las tareas que ambos odian hacer. Pongan la lista en el refrigerador. Puede ser un suave recordatorio de las cosas que se necesitan hacer y quién se supone que debe hacerlas. Algunas parejas deciden en las juntas familiares mensuales lo que cada cuál hará. De cualquier manera que lo hagan, el proceso deberá sentirse justo para los dos. Una vez que los niños tengan edad suficiente, inclúyanlos, también.

MUJERES: BAJEN SUS ESTÁNDARES

Si quieren un compañero activo y ansioso para ayudar con el quehacer y cuidado de los niños, tienen que ceder algo de control. Tomen lo que puedan obtener. Tengan paciencia. No enfaden, supervisen, o critiquen. Conforme pase el tiempo, su hombre estará cerca de tener estándares similares a los suyos. Pero ellos aprenderán esto observándolas a ustedes y cambiando por sí solos.

HOMBRES: NO SEAN PASIVOS

No actúen como, “No sé que hacer. Dime qué hago, y lo haré.” No pidan a su pareja que los guíe en cada detalle. Sean activos. Miren a su alrededor, observen lo que se necesita hacer, y solamente háganlo. Hagan que el quehacer sea parte de ser papá. Esto es parte de ayudar y proteger a su familia. Háganlo placentero para ustedes mismos. Escuchen algo de música (si eso les ayuda) mientras que lavan la loza o doblan la ropa. Si ustedes cumplen con su parte, su pareja no les enfadará. Y ellas estarán más interesadas en romance e intimidad. Esa es una situación donde los dos ganan.

Subscribe to our newsletter now!