July 28

0  comments

Maneja el Estrés


No podemos balancear la familia con el trabajo.

LA ESCUELA ANTIGUA: LAS MUJERES SE QUEDABAN EN CASA, Y LOS HOMBRES TRABAJABAN

En los viejos tiempos, así es cómo los padres peleaban su balance entre el trabajo y la familia. Papá trabajaría más duro. Mamá se quedaría en casa con el bebé. Ella se volvía loca estando sola en casa con un bebé. Él se enojaba por trabajar más duro y más horas y que ella no lo apreciara. Ella quería que él ayudara más en casa. Él estaba cansado cuando llegaba a casa, así que él no ayudaba mucho.

NUEVOS RETOS HOY

Los nuevos retos de hoy en día enfrentan una familia con un nuevo bebé. Algunas cosas han cambiado. Otras no. Balancear las demandas de la familia y trabajo se ha hecho más difícil que antes para ambos padres.

MÁS TRABAJO POR HACER

Con un nuevo bebé, ambos mamá y papá necesitan hacer grandes cambios en cómo pasan su tiempo. Hay mucho más trabajo por hacer ahora, más de lo que ambos esperaban. Tienen que acostumbrarse a dormir menos.


Tienen menos oportunidades para pasar tiempo juntos. Para las parejas que pensaban que tener un bebé los acercaría más, fue un gran golpe emocional (conmoción).

ES MÁS ESTRESANTE PARA TODOS

Convertirse en padres es difícil para todas las parejas. Sólo porque es difícil para ti y tu pareja no quiere decir que hay algo mal con tu relación. Lo que ayuda es hablar con tu pareja sobre cómo arreglar todo. Trata de dividir las tareas de manera que sean justas para ambos.

CALMÁNDOSE UNO AL OTRO

A veces, pueda ser útil para las parejas aprender a tranquilizarse uno al otro. Es maravilloso relacionar la voz y caricias de tu pareja como una forma de calmar tu cuerpo. Eso es posible cuando ustedes pueden hablar los problemas sin gritar, empujar o pegar. Entonces pueden dejarse llevar uno al otro diciéndose los cinco pasos para relajarse.

LOS CINCO PASOS PARA RELAJARTE

Aquí está el método para calmarte a ti mismo durante un receso apartado:

  • Respira profundo y regularmente, desde tu estómago.
  • Aprieta tus músculos, sostenlos, y después relájalos.
  • Siente que tus músculos relajados se pongan pesados.
  • Siente que tus músculos relajados se calienten.
  • Imagina en tu mente un escenario tranquilo.

RESPIRA PROFUNDO Y REGULARMENTE, DESDE TU ESTÓMAGO

Cuando te enojas, puedes sostener tu respiro o respirar ligeramente. Agarra control de tu respiración. Cámbiala de manera que tomes respiros profundos y regulares. Respira profundo y lentamente, desde tu estómago.

APRIETA TUS MÚSCULOS, SOSTENLOS, Y DESPUÉS RELÁJALOS

Encuentra áreas de músculos tensos en tu cuerpo. Primero apriétalos. Después relájalos. Pon atención a tu frente y mandíbula. Después enfócate en tu cuello, hombros, brazos, espalda, y piernas.

SIENTE QUE TUS MÚSCULOS RELAJADOS SE PONGAN PESADOS

Deja que la tensión de cada músculo se salga. Haz que cada músculo se sienta pesado.

SIENTE QUE TUS MÚSCULOS RELAJADOS SE PONGAN CALIENTITOS

Deja que la tensión de cada músculo pesado se salga. Haz que esos músculos se sientan calientitos.

IMAGINA UN ESCENARIO TRANQUILO EN TU MENTE

Piensa en un lugar o idea que te calme. Quizás es un lugar confortante que visitaste, como un parque o lago. Imagina que estás dentro de ese lugar mientras te vas calmando a ti mismo.

No puedo satisfacer sus necesidades emocionales.

CÓMO CONECTARTE CON SUS EMOCIONES

Muchos hombres dicen que no saben qué hacer cuando su pareja tiene una emoción negativa. No importa si es que está enojada, asustada, preocupada, o triste. Cuando una mujer muestra cualquiera de estas emociones, su hombre es más propenso a sentirse asustado y confundido. Pueda que él no tenga idea de lo que ella quiere que él haga – o lo que él debería hacer.

UNA GUÍA SENCILLA

Satisfacer las necesidades emocionales de tu pareja no tiene que ser complicado. Aquí hay una guía sencilla de lo que necesitas hacer.

CUANDO ELLA BUSCA TU ATENCIÓN

Cuando tu pareja llama tu nombre, no la ignores. En lugar de eso, ponle atención. Si la televisión está prendida, apágala.

CUANDO ELLA DICE QUE ESTÁ ENOJADA

Cuando tu pareja diga que está enojada, no te rías de ella o le digas que se ve bonita cuando se enoja. Tampoco le des consejo, o trates de solucionar su problema sin entender bien cuál es. En lugar de eso, tómala en serio. Hazle preguntas. Y escúchala con comprensión.

CUANDO ELLA SE VE MOLESTA

Cuando tu pareja se ve molesta, no te enojes. No trates de animarla. Tampoco la aconsejes, o trates de solucionar su problema sin entender bien cuál es. En lugar de eso, pregúntale qué le pasa. Hazle otras preguntas que se te ocurran. Y escúchala con comprensión.

CUANDO ELLA SE VE TRISTE

Cuando tu pareja se ve triste, no dejes que eso te incomode, no la critiques o corrijas, y no la culpes que te va a desanimar a ti. No la aconsejes tampoco, ni trates de solucionar su problema sin entender bien cuál es. En su lugar, pregúntale por qué está triste. Hazle otras preguntas que se te ocurran. Escucha su tristeza. Sé comprensivo y trata de identificarte con ella.

CUANDO ELLA ESTÁ TENSA Y PREOCUPADA O CON MIEDO

Cuando tu pareja está tensa, preocupada, o con miedo, no le digas que no hay nada de qué preocuparse o que es tontería preocuparse. No la culpes que te va a desanimar a ti. No la aconsejes tampoco, ni trates de solucionar su problema sin entender bien cuál es. En su lugar, pregúntale qué siente. Hazle otras preguntas que se te ocurran. Consuélala, y escúchala con compasión y comprensión.

CUANDO ELLA ESTÁ ACTUANDO INSEGURA O CELOSA

Cuando tu pareja actúa insegura o celosa, no te enojes o te pongas a la defensiva. No le digas que es estúpida por no creer en ti. No le digas que no tiene razón para sentirse así. No la aconsejes tampoco, ni trates de solucionar su problema sin entender bien cuál es. En su lugar, pregúntale qué necesita de ti para sentirse segura. Dale la seguridad y confianza que necesita. Escúchala con comprensión.

CUANDO ELLA DICE QUE NECESITA PLATICAR

Cuando tu pareja dice que necesita platicar, no le digas que estás muy ocupado o cansado. No la aconsejes tampoco, ni trates de solucionar su problema sin entender bien cuál es. En su lugar, pregúntale qué es lo que más la está haciendo enojar, aun si estás enojado o cansado. Trata de sentir lo que ella está sintiendo. Escúchala con atención, respeto y comprensión.

¿Qué necesitan los hombres?

¿QUÉ ESTÁS SINTIENDO?

Lo que los hombres necesitan está basado en lo que están sintiendo en el momento. Tus sentimientos son tu guía para saber lo que necesitas. Para descubrir exactamente lo que estás sintiendo, trata un método llamado “enfocarse.”

LOS SEIS PASOS PARA ENFOCARSE

  • Desocupa un espacio: Quédate en silencio. Pon atención a tu cuerpo. Pregúntate a ti mismo, “¿Cómo está mi vida ahorita?”
  • Fíjate cómo te sientes: ¿Hay algo que no está bien? O ¿tienes un sentido de bienestar?
  • Encuentra una “expresión” (una palabra o algunas palabras o una imagen visual) para describir lo que sientes.
  • Revisa continuamente entre la expresión que hayas escogido y el sentir de tu cuerpo. Vas a notar una sensación cuando encuentres la expresión que mejor describa lo que tu cuerpo siente en ese momento.
  • Pregúntate a ti mismo sobre esta expresión. Si recibes una sensación que no encaja bien con tu cuerpo, encuentra otra expresión que funcione mejor.
  • Mantente conectado con los sentimientos de tu cuerpo. Permite que las palabras apropiadas salgan por sí solas. Eso es lo que estás sintiendo

Subscribe to our newsletter now!