July 28

0  comments

Fobia Social


La fobia social es otro síntoma de la depresión. Aquellos que hemos vivido algún episodio depresivo empezamos a tener verdadera fobia social, es decir, temor de asistir a reuniones, entablar conversación con desconocidos o acudir a sitios por primara vez. El sentimiento de angustia que acompaña a esta fobia es muy parecido al del ataque de pánico.

Se trata de un miedo persistente a una o mas situaciones en las que en individuo se vea expuesto a un posible escrutinio por parte de los demás, junto con la presencia de miedo de hacer algo o de actuar de forma humillante o embarazosa. En cuanto el individuo se ve obligado a enfrentarse a una situación social se presenta una ansiedad anticipatoria muy notable y probablemente debido a ella se eviten situaciones de esta índole. Por lo general, el sujeto teme también que los otros detecten los signos de su ansiedad y de esta forma puede generarse un circulo viciosos en el que el miedo irracional genera ansiedad, que a su vez altera el rendimiento, lo cual aumenta los deseos de evitar la situación fóbica. En general, un individuo reconoce que su miedo es excesivo o poco razonable.

Este trastorno, en general, no suele ser muy incapacitador, pero el hecho de evitar las situaciones fóbicas puede dar lugar a una considerable cantidad de inconvenientes. Cuando la actividad social o laboral se encuentra gravemente alterada es posible que aparezca un trastorno depresivo como complicación. Son muy frecuentes aquellas fobias sociales que suponen miedo de hablar en publico o las que implican un miedo generalizado a la mayor parte de las situaciones sociales.

Referencia:

American Psychiatric Association. (2000). Diagnostic and statistical manual of mental disorders [Text Revision]. Washington, DC: American Psychiatric Publishing.

Subscribe to our newsletter now!