July 29

0  comments

Espiritualidad


Dios, religión y espiritualidad

LOS MISTERIOS DE LA VIDA-PEQUEÑOS Y GRANDES

Por lo menos por 100,000 años, la gente en cada cultura ha estado practicando algún tipo de espiritualidad. La gente necesita un sistema de creencias para explicar los misterios de la vida, los cuales son más grandes que nosotros. La gente se sigue preguntando: ¿Cómo se formó el universo? ¿Por qué tenemos que morir? ¿Por qué estamos aquí? ¿Por qué sufre la gente?

ESCOGIENDO Y DECIDIENDO NUESTRA TRADICIÓN

Recibimos la diversa historia de espiritualidad y religión junto con la cultura de nuestros ancestros. Pero es nuestra decisión conservar, cambiar, o ignorar cada una de esas tradiciones. Para algunos de nosotros, es Cristianismo; para otros es el Islam o Judaísmo; y todavía para otros, es Iglesia Nativa Americana. Cada uno debe decidir lo que es bueno para sí mismo, basándose en sus propias experiencias, valores, y creencias. Quizás es no creer del todo.

¿EN QUÉ CREE TU PAREJA?

Cuando escogemos a nuestra pareja, algunas veces esa decisión está basada en la espiritualidad que compartimos. Pero algunas veces no. De hecho, algunas veces realmente no sabemos cuál es la creencia espiritual de nuestras parejas. Y con tiempo, esas creencias puedan cambiar. Así que pueda que nos unamos más en nuestra espiritualidad, o nos apartemos más.

LA FAMILIA QUE PERMANECE UNIDA

Debido a que la espiritualidad está tan cerca a nuestros corazones, es importante que formemos algún sistema de espiritualidad compartida con nuestra pareja. No tenemos que seguir la misma religión. Pero las investigaciones han encontrado que lo que ayuda a las parejas a permanecer juntas, aún cuando todo lo demás falla, es compartir algún sistema de significado que sea más fuerte que ellos mismos.

CONOCE Y RESPETA LAS CREENCIAS DE TU PAREJA

Espiritualidad compartida significa conocer las creencias espirituales de cada uno y tratarlas con respeto. ¿Sabes lo que tu pareja cree espiritualmente, y por qué? Nadie puede decir cuáles deben ser las creencias espirituales de alguien más. Estas creencias son demasiado personales, demasiado vinculadas a nuestra propia experiencia humana. Y las parejas no tienen que tener las mismas creencias. Pueden ser tan diferentes como la noche y el día. Lo importante es que respetemos y honremos las creencias de ambos en nuestra nueva familia.

Subscribe to our newsletter now!