July 29

0  comments

Cuando las Interminables Peleas se Vuelven Dañinas


Peleas  interminables constantes

¿CÓMO MANEJAN SUS PROBLEMAS INTERMINABLES?

Aun en las mejores relaciones, cada pareja tiene algunas cosas en las que no están de acuerdo.  Tú y tu pareja son personas diferentes.  Así que seguramente tendrán algunas diferencias por largo tiempo.  Tú puedes solucionar muchas de ellas, empezando suavemente, aceptando influencia, y llegando a un arreglo.  Pero pueda que nunca sean resueltas algunas de estas diferencias.  Las investigaciones muestran que siete de cada 10 problemas que las parejas enfrentan son interminables, o perpetuos.  Eso es normal.  Lo que importa es cómo cooperan juntos para manejarlos.

EL ESTANCAMIENTO

Como carros estancados en el tráfico, nosotros nos podemos estancar en peleas dañinas interminables sobre las diferencias que parece que nunca podremos resolver.  Estas peleas pueden crear una tensión horrible, coraje, falta de respeto, menosprecio, dolor, y hasta violencia.  Algunas veces pueda que terminemos en silencio evitando hablar sobre el problema.  Pero eso se siente mal, también.

¿QUÉ HACE QUE UN PROBLEMA SEA INTERMINABLE?

Los problemas interminables pueden ser acerca de cualquier cosa: dinero, intimidad, niños, suegros o cuñados (la familia política), quehacer del hogar, trabajos, ver televisión, dieta, o fumar.  Cualquier cosa en realidad.  Lo que tienen en común es que son importantes para nosotros.  La mayoría de los problemas interminables están enraizados en nuestros tipos de personalidad y opciones de estilo de vida.  También puedan incluir creencias muy profundas, valores, experiencias pasadas, y sueños a los que no podemos renunciar.

LA PAREJA DISPAREJA

Quizás un hombre quiere un apartamento limpio y bien organizado, mientras que a su mujer le gusta lleno y sucio.  Entre más hablan de ello, peor se pone el asunto.  El la llama sucia y floja, y ella lo llama controlador fanático.  Finalmente, ellos hablan sobre lo que está detrás de sus posiciones.  El creció en una familia mugrosa con una mamá alcohólica.  Ella creció con padres fanáticos por la limpieza.  Ambos quieren que las cosas sean diferentes ahora que son adultos.  Ambos sueñan con cambiar totalmente a lo opuesto de sus experiencias de la infancia.  Así que cuando peleaban interminablemente por la limpieza, en realidad estaban hablando de sus infancias y sus sueños.  Ahora quizás ellos puedan llegar a un arreglo, como más limpio pero no tan impecable.

ENCONTRAR SUEÑOS CALLADOS

En lugar de repetir tu discusión, trata de descubrir cuál de tus sueños pueda estar detrás de las cosas por las que sigues peleando.  ¿Cuál es la historia anterior, el valor principal, o sueño deseado que está detrás de tu posición en el problema?  ¿Temes que vaya a pasar algo terrible si aceptas la solución de tu pareja?  ¿Hay un sueño que has estado esperando y crees que tu solución lo hará realidad?  Escucha los sueños de tu pareja, también.

TERMINEN EL ORIGEN DE LA PELEA

No traten de solucionar el asunto que han estado discutiendo.  Es demasiado pronto para eso.  Primero tienen que arreglar el motivo original que está detrás de la discusión – la pelea entre los sueños personales que tiene cada cual.  Tienen que volver a ser amigos uno del otro- y no enemigos.

EN CONCRETO: CEDAN PARA FORTALECERSE

Seguro, se siente bien ganar.  Pero tú no quieres la clase de relación donde tú “ganas” y estás en control – pero terminas aplastando los sueños de tu pareja.  Tú quieres la clase de relación donde cada uno apoya los sueños del otro.  No siempre tendrán los mismos sueños ustedes dos, porque son personas diferentes.  Pero si algunos de sus sueños se entrelazan, tanto mejor.

ATRÉVANSE A SOÑAR JUNTOS

Recuerda pedir ayuda a tu pareja con tus sueños si lo necesitas.   ¿Quieres formar parte de los sueños de tu pareja?  ¿Puedes de algún modo apoyar el sueño de tu pareja?  Buscar las maneras de honrar los sueños de ambos es un trabajo callado (pero importante) en una relación.

PRACTIQUEN ESTO EN CASA

Por los primeros 15 minutos, el hombre empieza a hablar, y la mujer escucha.  Después cambiarán papeles. Tú le preguntarás a tu pareja sobre las cosas en las que no has estado de acuerdo:

  • ¿Qué crees tú acerca de estas cosas?
  • ¿Cómo te sientes de eso?
  • ¿Qué quieres?
  • ¿Qué necesitas?

Dime lo que significan para ti estas cosas. (¿Cuáles son tus sueños en este conflicto?)

¿Qué importancia tienen tus ideales en este asunto? ¿Cómo afecta a tu manera de ser?

HABLANTE: EXPLICA CÓMO VES LAS COSAS

Tu trabajo es contar tus sueños.  Expresa por qué es tan importante para ti este ideal.  Qué sueño pueda estar detrás de tu ideal.  Dile a tu pareja la historia de este sueño. ¿Qué significa este sueño para ti? ¿De dónde salió? ¿Qué demuestra? Sé honesto(a) y claro(a). Describe el sueño que está detrás de tus ideales en este desacuerdo.  ¿Qué es por lo que realmente estás luchando?  ¿Por qué te importa realmente?  Trata de hacer entender a tu pareja. Comparte todos los sentimientos que tienes enlazados con tus ideales en este asunto.  No discutas.

OYENTE: PON ATENCIÓN, Y HAZ PREGUNTAS

Tu trabajo es percibir los sueños de tu pareja.  Escucha a tu pareja, de la manera en que escuchas a tus amigos.  No hables, excepto para hacer preguntas, como: “¿Podrías decirme la historia de eso?” o: “¿qué significa eso para ti?” No actúes como juez.  Actúa como alguien que quiere escuchar todas las historias de tu pareja – y los sueños que están detrás de ellas.  Interésate.  Después, si puedes, dile a tu pareja que apoyas su sueño.  Dile que tratarás de formar parte de él.  Dile que tratarás de hacerlo realidad.  No discutas.

ENTIENDE,  IDENTIFÍCATE, Y LLEGA A UN ARREGLO

Finalmente, ambos alcanzarán un entendimiento más profundo de los sentimientos de cada uno.  Sabrán por qué sus posiciones se sintieron tan importantes para ambos.  Conforme se entiendan mejor uno al otro, podrán identificarse mejor entre sí.  Y con más comprensión entre cada uno, quizás ambos puedan llegar a un arreglo con las cosas anotadas en el círculo de afuera.  No es que el problema se desaparecerá. Probablemente seguirán hablando de él de vez en cuando por un rato.  Pero no estarán estancados en él ya como un tráfico paralizado.

Subscribe to our newsletter now!