July 28

0  comments

Conversaciones Intimas


REGLAS BÁSICAS PARA TEMAS DIFÍCILES

¿Qué tienes en mente, muy a fondo? Quizás tienes un sueño, meta, esperanza, o miedo por el futuro. Quizás tienes un sufrimiento viejo o triunfo del pasado. Quizás nunca se lo has mencionado ni siquiera a tu pareja. Tú sientes que realmente necesitas hablar de eso. No es fácil para nadie hablar sobre cosas que son importantes y sensibles para nosotros. Pero se facilita si ambos siguen las mismas reglas fundamentales básicas.

NO CAIGAN EN EL JUEGO DE CULPAR

Cuando hables, no encuentres la manera de culpar a tu pareja por algo que te está causando estrés a ti. Recuerda, tú estás pidiendo a tu pareja que esté de tu lado. Como oyente, no sugieras cómo arreglar el problema a menos que tu pareja te lo pida. Esto se trata sólo de escuchar y comprender, y con esto ya estarás dando tu apoyo.

A LOS HOMBRES LES GUSTA COMPONER LAS COSAS

Como oyentes, muchos hombres sienten que deben ofrecer soluciones para cualquier problema que discutan. Pero los hombres pudieran ganar puntos sólo escuchando y siendo comprensivos. La solución del problema viene después. Trata de no apresurarte demasiado con las soluciones.

A LAS MUJERES LES GUSTA PARTICIPAR

Diferente a los hombres, muchas mujeres tratan de pensar en el estrés de su pareja como “nuestro” problema. Eso no ayuda mucho cuando su pareja está hablando de un problema que es realmente de él. Como oyentes, las mujeres deberían tratar de no responder al estrés de su pareja con quejas y críticas. Sólo escuchar y ser comprensivas.

LO QUE SI DEBES HACER COMO OYENTE

Mientras tu pareja habla, haz lo siguiente:

  • Muestra real interés en tu pareja y en el bebé
  • Ofrece apoyo, unión, y cariño
  • Muestra que comprendes y te preocupas por tu pareja
  • Comparte alguna experiencia similar que tú hayas tenido
  • Escucha antes de sugerir soluciones
  • Ayuda a tu pareja a resolver el problema cuando llegue el momento

LO QUE NO DEBES HACER COMO OYENTE

Mientras que tu pareja habla, NO hagas lo siguiente:

  • Quedarte como piedra
  • Ignorar a tu pareja
  • No responder nada
  • Ponerte defensivo
  • Criticar
  • Ponerte del lado del “enemigo”

¿Podemos hablar?

EL ARTE PERDIDO DE LA CONVERSACIÓN

¡Algunas familias hablan entre sí sólo como 45 minutos cada semana! Y la mayoría de esta plática es acerca de responsabilidades que tienen que hacer. Con razón muchas personas se sienten solas aún cuando tienen a su pareja. No saben cómo hablar – o escuchar – uno al otro.

EL HABLAR MANTIENE A LAS PAREJAS UNIDAS

Trata de no dejar pasar un día sin tener una conversación real con tu pareja de dar y recibir. Ese es un gran paso para mantenerse unidos uno al otro. De otra manera, hay un riesgo de distanciamiento cuando se conviertan en padres.

APAGUEN LA TELEVISIÓN

Cuando la televisión está encendida durante la cena, es difícil para las familias hablar entre sí. Si no platican, no saben qué está pasando con cada uno. Y no pueden solucionar ningún problema que se pueda presentar. Así que apaguen la televisión, y ¡tengan una conversación!

DISFRUTEN EL DAR Y RECIBIR AL HABLAR

Traten de tener con su pareja 20 minutos de conversación para reducir estrés todos los días. Les ayudará a ambos a enfrentar el estrés, a manejar la depresión, y obtener apoyo. Empiecen por hablar juntos de estrés que no tenga que ver con su relación.

TOMEN TURNOS PARA HABLAR

Digamos, tú empiezas. Primero hablaras tú de lo que te causa estrés, mientras que tu pareja te escucha y ofrece apoyo. Después cambien papeles. Tu pareja habla enseguida, mientras que tú escuchas y ofreces apoyo.

Subscribe to our newsletter now!