July 29

0  comments

Capacitando a los Papás con Aprendizaje Sobre Bebes


Los papás quieren ser expertos en lo concerniente a sus bebés.

LOS PAPÁS QUE SE INVOLUCRAN AYUDAN A SUS HIJOS

Las investigaciones muestran muchos beneficios cuando los papás juegan con sus hijos y permanecen involucrados con ellos emocionalmente a través de la niñez. Los papás que se involucran hacen que todos los niños (ricos, pobres y de medianos recursos) se desarrollen con:

  • Más inteligencia emocional.
  • Más habilidad para leer y expresarse ellos mismos a través de hablar y escribir.
  • Más aprendizaje y mejores calificaciones en la escuela.

APRENDE TODO LO QUE PUEDAS

Cuando una pareja tiene un bebé, las amigas y familia rondan a la nueva mamá. Le ayudan. Pero muy frecuentemente se burlan de la falta de destreza del nuevo papá para bañar, cambiar de pañal, o alimentar al recién nacido. Los papás puedan sentirse contentos de salirse de ahí. La mamá no debe permitir que su pareja sea alejado. Y el papá debería quedarse, aprender todo lo que pueda sobre los niños, y pasar buenos momentos con su hijo.

PLANEA CÓMO MANTENER AL PAPÁ INVOLUCRADO

No es sólo un estudio el que ha encontrado que los papás son importantes para sus hijos. Son muchos, muchos estudios. La mayoría de los papás no se dan cuenta de cuán importantes son. Cada uno en la familia – mamá, papá, suegras – necesitan hacer un verdadero plan para involucrar al papá con el bebé.

SÉ CÁLIDO CON TUS HIJOS

Cuando una pareja tiene un bebé, las amigas y familia rondan a la nueva mamá. Le ayudan. Pero muy frecuentemente se burlan de la falta de destreza del nuevo papá para bañar, cambiar de pañal, o alimentar al recién nacido. Los papás puedan sentirse contentos de salirse de ahí. La mamá no debe permitir que su pareja sea alejado. Y el papá debería quedarse, aprender todo lo que pueda sobre los niños, y pasar buenos momentos con su hijo.

PLANEA CÓMO MANTENER AL PAPÁ INVOLUCRADO

No es sólo un estudio el que ha encontrado que los papás son importantes para sus hijos. Son muchos, muchos estudios. La mayoría de los papás no se dan cuenta de cuán importantes son. Cada uno en la familia – mamá, papá, suegras – necesitan hacer un verdadero plan para involucrar al papá con el bebé.

SÉ CÁLIDO CON TUS HIJOS

Ser un buen papá no consiste sólo en proveer para sus hijos y protegerlos. Se trata de quedarse cerca de ellos y ser cariñoso con sus niños. Las investigaciones muestran que los niños no son los únicos beneficiados de los papás activos. Las mamás son más felices con sus relaciones – y su propia función de madres – cuando los papás se involucran, son cariñosos, y están emocionalmente disponibles para sus niños.

CREAR UNA CONEXIÓN POSITIVA

Los papás (como las mamás) necesitan crear una conexión positiva con sus niños. No se trata de dar un “amor duro” y criticar o avergonzar. Se trata de amar y respetar. Demuéstrale a tu hijo cuando estás orgulloso de él. Elogia a tu hijo cuando hace algo bien. Expresa tu cariño por tu hijo.

HAZ ALGO A DIARIO CON TUS HIJOS

No tienes que hacer algo extraordinario para crear una conexión profunda y positiva con tus niños. Esa conexión crece de manera espontánea en la manera en que haces cosas a diario con tus hijos. Báñalos. Aliméntalos. Hagan cosas juntos. Sólo pasen tiempo juntos. Tienes que estar con tu hijo cuando esté dibujando, o haciendo tarea o lo que sea. Ahí es cuando pasan los grandes momentos de conexión. Empezarán a platicar, y tú los escucharás.

LOS BEBÉS PREFIEREN JUGAR CON PAPÁ

La diferencia más grande entre papás y mamás está en cómo juegan. Los padres tienen un estilo más llamativo y emocionante para jugar que las mamás. Si el bebé no está interesado en un juego, la mamá insistirá hasta que lo juegue. Pero el papá se detendrá y tratará de jugar otro. A la edad de 2 a 3 semanas, los bebés se miran más despiertos y alertas con sus papás. Cuando les dan a escoger, la mayoría de los niños de dos años de edad, prefieren jugar con sus papás que con sus mamás.

EL CONOCIMIENTO SOBRE BEBÉS PARA LOS PAPÁS

Jugar con sus bebés tiende a ser instintivo para los papás. Pero los padres se pueden acercar aún más a sus bebés si aprenden más de ellos. Revisen las instrucciones en el folleto, escalas de tiempo, y cuadros de información para saber más. Aprenderás cómo darles un masaje, cómo es su desarrollo y cómo darse cuenta lo que están sintiendo y lo que quieren hacer después. También aprenderás lo que debes hacer cuando tu bebé se estimula demasiado, y cómo evitar que esto suceda antes que nada.

CUÁNDO DAR UN MASAJE A TU BEBÉ

Un buen momento para masajear a los bebés es cuando están activos y alertas. Eso significa que están inquietos y su respiración es agitada. Es como si estuvieran tratando de decir que quieren cambiar algunas cosas. Para bebés menores de 4 meses, un masaje antes de ir a dormir lo ayuda a que le dé sueño y lo duerme. Pero a los bebés mayores de 4 meses deberán acariciarlos y abrazarlos – no masajearlos – para calmarlos y tranquilizarlos antes de que se duerman. Cuando los niños mayores de 4 meses son masajeados para dormir, no consiguen aprender ninguna técnica que necesitan: cómo calmarse y prepararse para dormirse ellos solos.

CÓMO DAR UN MASAJE A TU BEBÉ

Asegúrate de que la habitación esté calientita (alrededor de 80 grados F), y el bebé esté desnudo. Pon algo de música suave. Pon una media cucharadita de aceite en tus manos, y frótalas juntas. Encuentra una posición cómoda para ti, y ten cuidado de no lastimar tu espalda mientras das el masaje. Ten contacto visual con el bebé y háblale, tararéale, o cántale suavemente. Permítele al bebé chupar o morder algo.

OBSERVA QUÉ LE GUSTA A TU BEBÉ

Puedes empezar por seguir las instrucciones del folleto sobre masaje para el bebé. Pero ten la confianza de improvisar mientras aprendes lo que le guste más a tu bebé. Mantén tus caricias suaves pero firmes. Aquí hay algunas recomendaciones del orden a seguir.

  • Empieza con las piernas y pies del bebé mientras que está acostadito(a) de espaldas.
  • Muévete hacia el estómago y pecho del bebé.
  • Masajea los brazos y manos del bebé.
  • Voltea de nuevo al bebé, y termina de masajear la espalda y pompas del bebé.
  • Levanta a tu bebé y bésalo.

LA CARA Y EL CUERO CABELLUDO

A algunos bebés no les gusta mucho que toquen su rostro. Son sensibles a que les toquen esa parte de su cuerpo. Tomará algo de tiempo para que se acostumbre. Ten cuidado en conocer qué le gusta y qué no a tu bebé.

LOS DIENTES DEL BEBÉ

Cuando al bebé le están apareciendo los dientes, un masaje suave alrededor de la boca pueda calmar el dolor. Haz círculos con tus dedos pulgares arriba del labio superior y abajo del labio inferior. Masajea la línea de la encía por fuera.

BEBÉS SENSIBLES A LAS CARICIAS

A algunos bebés no les gusta ser acariciados. Puedan ponerse rígidos y no moldear su cuerpo al tuyo cuando los cargues. No se acurrucan. Algunos bebés puedan ser sensibles a la luz o el sonido. Para ellos, una luz normal pueda parecer muy brillante y un sonido normal pueda parecerles muy alto. Acude al doctor de tu bebé si observas que tiene esta “defensa sensorial”. Pueda ser diagnosticada a las dos semanas de edad. Y puede ser tratada, desde los dos meses de edad, por un profesional usando “; toques con presión profunda.,”

COMPRENDE EL NIVEL DE DESARROLLO DE TU HIJO

La conducta de tu hijo será más lógica para ti si conoces su nivel de desarrollo (lo que pueden hacer de acuerdo a su edad). Los bebés se desarrollan de diferente manera. Tu bebé pueda demostrar diferente comportamiento que un bebé de su misma edad.

LOS BEBÉS CON FRECUENCIA SON SOBRE-ESTIMULADOS

En cualquier interacción activa entre padres y bebé, algo de sobre-estímulo pueda ocurrir. Si es así, no te asustes. Recuerda que no se pueden ampliar los límites sin sondearlos, y todos cometemos errores. Estos errores ayudan a los bebés a tratar con gente diversa y experiencias variadas. Así que en moderación, los errores son oportunidades para que el bebé aprenda.

CÓMO PIDEN DESCANSO LOS BEBÉS

Cuando los bebés se sienten sobre-estimulados, ellos envían señales a los padres de que necesitan un descanso. Por lo general miran a otro lado, volteando su cabecita hacia el lado opuesto a ti. No hacen esto porque no te quieran. Es simplemente que necesitan calmarse a sí mismos. Quizás traten de calmarse chupando algo (como las manos). Ya que se calmen, voltearán hacia ti nuevamente.

NO IGNORES LAS SEÑALES DE SOBRE-ESTIMULACIÓN

Algunas veces los padres siguen estimulando a su bebé mientras juegan, aún cuando el bebé está claramente muy cansado. Cuando los padres ignoran las señales de sobre-estimulación del bebé, el bebé aprende, “Nada de lo que hago yo importa a mis padres. No puedo cambiar mi mundo mostrando cómo me siento. Quizás sea mejor rendirme y dormir.” Esa es una lección que tú no quieres que tu bebé aprenda.

SEÑALES QUE INDICAN QUE TU BEBÉ ESTÁ SOBRE-ESTIMULADO

Tu bebé puede mostrar una o más de estas señales cuando el juego lo está sobre-estimulando:

  • Mirando al otro lado. El bebé pueda voltear su cabeza al otro lado osimplemente cambiar de mirarte tu cara hacia tu ropa que es menosestimulante.
  • Escondiendo la cara con las manos. Un bebé pondrá las manos en su cara pareciendo que está tratando de protegerse (esconderse).
  • Aventando. Cuando un bebé es más grande (9-12 meses) puedaaventar un juguete para indicar que no quiere jugar con él.
  • Arrugando la frente claramente. Cuando un bebé frunce el ceño(arrugar la frente arriba de la nariz), o se ve triste o molesto, es que seestá enojando. Pero cuando el bebé arruga sólo un poco la frente, como si tuviera una mariposa en su frente, no es una señal negativa. Por lo general esto indica que está concentrándose.
  • Estirando la espalda en forma de arco. El bebé pueda estirar laespalda formando un arco y poner tenso su cuerpo.
  • Lloriqueando. La voz del bebé pueda empezar a sonar como lloriqueo o protesta.
  • Llorando. Los bebés tienen diferentes llantos. Sus llantos puedenindicar que tienen hambre, están incómodos, o cansados.

PERMITE AL BEBÉ CALMARSE DESPUÉS DE UNA SOBRE-ESTIMULACIÓN

Todos los padres sobre-estimulan a su bebé de vez en cuando. La clave está en poner atención a tu bebé mientras juegan. Cuando reconozcas señales de que estás sobre-estimulando a tu bebé, cálmate. Deja que tu bebé tome el descanso que necesita. Una vez que el bebé esté calmado y parezca estar listo, puedes empezar suavemente de nuevo a llamar su atención y jugar con él. A esto se le llama reparación de la interacción.

REPARACIÓN DE LA SOBRE-ESTIMULACIÓN

Aquí mostramos cómo ayudar a tu bebé a recuperarse de sobre-estimulación:

1

Retírate. Deja que tu bebé mire a su alrededor y observa si se puedecalmar solito. Si no, ayúdale a calmarse dándole algo para chupar (undedo o un chupón). O levántalo y cárgalo o acurrúcalo en el ladoizquierdo de tu pecho (para que escuche tu corazón). Si estásamamantando, pueda que tengas que darle pecho. Si no, tu bebé pueda necesitar su biberón.

2

Cálmate. Cuando tú te conservas tranquilo(a), ayudas a que tu bebé secalme a si mismo.

3

Suaviza tu voz (mientras tu bebé se recupera). Baja el tono de tu voz y habla despacio y constante.

4

Cántale al bebé. Cántale al bebé una canción que te guste.

5

Continúa jugando y cantando, pero de una manera más suave, quepermita a tu bebé mirar a su alrededor y recuperarse.

6

Trata de imitar a tu bebé. Al bebé le fascinará que tú hagasexactamente lo que él hace.

7

Armonía. Aquí está otra idea de imitación. Trata de imitar (copiar) a tubebé de una manera diferente a lo que tu bebé hace. Por ejemplo, si tubebé está golpeando rítmicamente una cuchara, tú puedes imitar eseritmo con tu voz. Esto realmente llamará la atención de tu bebé.

COSAS QUE NO SE DEBEN HACER MIENTRAS TU BEBÉ ESTÁ

SOBRE-ESTIMULADO

Cuando los padres observan que su bebé se empieza a poner enfadado o volteando a lados opuestos a ellos, frecuentemente tratan de jugar más con él. Esto sobre-estimulará al bebé aún más. Hay varias cosas que los padres hacen que pueden aumentar (o causar) la sobre-estimulación. Trata de evitarlas. Si te das cuenta que estás haciendo alguna de estas cosas, es tiempo de reparación:

  • No muevas tu cara frente a la carita de tu bebé cuando ella mueva sucabeza. Esto no permite que tu bebé mire para otro lado y tome eldescanso que necesita.
  • No muevas tu cara muy cerca de la carita de tu bebé. Eso hará másdifícil que ella pueda mirar hacia otro lado.
  • No juegues más rápido o más duro cuando tu bebé te ha dado unaseñal de que está sobre-estimulada.
  • No cambies de actividades continuamente después que tu bebé teindica estar sobre-estimulada. Por ejemplo, no cambies de repente dejugar a las escondidas, a darle cosquillas, y a cantarle con aplausos.
  • No muevas tu bebé para que te esté viendo a ti. Esto no permite a tubebé mirar a otro lado y calmarse. Y a los bebés generalmente no lesgusta ser controlados.
  • No estimules más a tu bebé limpiándole los labios. Nuestros labiostienen muchos nervios. Limpiar los labios (y barbilla) estimula a unbebé.

SEÑALES QUE INDICAN QUE TU BEBÉ ESTÁ LISTO PARA

JUGAR NUEVAMENTE

  • El bebé te mira de nuevo a ti o al juguete con el que estás jugando. (Esta es una señal clara).
  • El bebé pone atención nuevamente. Los ojos del bebé parecen estar abiertos y alertos.
  • El bebé tiene la cara tranquila y parece respirar normalmente.
  • El cuerpo del bebé está relajado.
  • El bebé hace contacto visual contigo y te sonríe para llamar tu atención.

IMITÁNDOSE UNO AL OTRO

Trata estos juegos divertidos con tu bebé:

  • Imita lo que hace tu bebé. Esto te ayudará hacer más participativo con tu bebé. También le ayudarás a comenzar a entender que sus acciones afectan a los demás.
  • Permite que tu hijo te imite. Haz una cara divertida a tu bebé. Sacando tu lengua funciona maravillosamente. Hazlo claramente. Luego detente, y hazlo claramente otra vez. Cualquier gesto que hagas a tu bebé, él o ella puede tratar de imitarte.

Subscribe to our newsletter now!