July 28

0  comments

Bulimia Nerviosa


Este trastorno se caracteriza por episodios recurrentes de voracidad en los que la persona consume gran cantidad de comida a gran velocidad en un periodo discreto de tiempo, sintiendo que no puede controlarse. Después puede presentar el vomito provocado, el empleo de fármacos laxantes y diuréticos, dietas estrictas, ayuno o ejercicio vigoroso para prevenir el aumento de peso. Tiene una preocupación persistente por la silueta y el peso.

Los episodios de voracidad suelen ser planificados. la comida consumida durante estos periodos a menudo posee un elevado contenido calórico, sabor dulce y una textura que facilita su rápida ingesta. Los alimentos suelen ingerirse en forma disimulada e incluso en secreto. El episodio de voracidad termina normalmente con malestar abdominal, sueno, interrupción de la vida social o provocación del vomito, el cual alivia el dolor causado por la distensión abdominal y permite a la persona seguir comiendo. Estas personas hacen intentos repetidos para controlar su peso y presentan frecuentes oscilaciones de peso debido a la alternancia entre las comilonas y los ayunos.

Con frecuencia se observa un estado de animo deprimido y en algunas personas hay abuso o dependencia de sustancias psicoactivas; los tóxicos mas empleados son los sedantes, las anfetaminas, la cocaína o el alcohol. Normalmente el trastorna comienza en la adolescencia o al principio de la vida adulta.

Algunos estudios han señalado la existencia de depresión mayor entre los familiares de primer grado de las personas con bulimia nerviosa, en mayor frecuencia de la esperada. Sin embargo, esta enfermedad se distingue de la depresión porque el individuo rara vez resulta incapacitado.

Referencia:

American Psychiatric Association. (2000). Diagnostic and statistical manual of mental disorders [Text Revision]. Washington, DC: American Psychiatric Publishing.

Subscribe to our newsletter now!